Detalles de producto

70,00 €
Ref.: PAGRIDULCOLSACOS

PVP Iva 10% Incluido

Pvp Kg : 7€ (aprox )
Pimentón de la Vera “Denominación de Origen Protegida”
Sacos de 10K, 15K y 25K.
¡ Gasto de Envio Incluido !
Envasado

PVP Iva 10% Incluido

Envio Gratis: Pedido mayor a 69 €

El Pimentón de la Vera

El Pimentón de la Vera, un producto genuinamente artesanal, único en concepto y elaboración, ha tenido el orgullo de alcanzar la categoría de “Denominación de Origen Protegida” (Orden APA/4178/2005 de 22 de Diciembre).
Con esta distinción, el Pimentón de la Vera consigue la calificación necesaria para dar a valer sus excelentes propiedades de calidad y preparación, muy apreciadas por el consumidor final, que a partir de ahora, tendrá en sus manos un producto rebosante de naturaleza y sabor, seleccionado bajo un riguroso control de calidad.
Solo el microclima de la Vera, la tradición más ancestral y el legado transmitido de padres a hijos han conseguido para vd. una joya de la naturaleza que siempre aportará, como condimento imprescindible, un sabor característico a todos sus platos y preparados cárnicos.
El Pimentón de la Vera es un producto de sabor y aroma ahumados, intensos y penetrantes, debido al proceso de secado al humo, a que se somete a los pimientos. En cuanto a su coloración es rojo intenso con relativo brillo. Tiene una alto poder colorante. Tanto su sabor, aroma y color son altamente estables a lo largo del tiempo, debido principalmente, al lento y suave proceso de deshidratación utilizado.

Origen y Entorno

El cultivo de pimiento para pimentón es introducido en La Vera en el siglo XVI por los monjes Jerónimos del Monasterio de Yuste.
Tradición y sabiduría se dieron la mano para acunar, desde la infinita calma del monasterio, el más preciado tesoro que los Jerónimos podían regalar a los sentidos.
Guardado el secreto celosamente tras las piedras del claustro, poco a poco comenzó a filtrarse su preparado, hasta que llegó a elaborarse de forma espontánea por familias con gran tradición agrícola.
Desde entonces, se extiende por todo el valle, alcanzando fama y prestigio y convirtiéndose en una de las principales riquezas de la comarca.
La Vera, solar de origen del auténtico Pimentón de la Vera, mecida por las abruptas cumbres de Gredos, junto a los cursos de las gargantas y las ricas vegas bañadas por el río Tiétar.
En La Vera, el pimiento para pimentón goza de un microclima privilegiado para su desarrollo natural.
Los pimientos cultivados son de la especie “Capsicum annum” y las sub-especies cerasiforme y longum que dan lugar a tres tipos de pimentón: Dulce, Agridulce y Picante.
El pimentón agridulce es igual que el dulce pero da más color a sus platos.

La Calidad

El Pimentón de la Vera es tradicionalmente muy apreciado tanto para su consumo directo, como para la elaboración de embutidos.
Por ello, hay muchos pimentones que, sin serlo, se dicen de La Vera.
¿Cómo distinguirlos de los demás?
Sólo el que lleva en su envase la etiqueta de la Denominación de Origen "Pimentón de la Vera", garantiza su origen.
¿Por qué?
Porque esta etiqueta sólo se concede a aquellos pimentones controlados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen.
¿Cómo se realiza este control?
El Consejo Regulador efectúa el seguimiento y control tanto del cultivo como del proceso de elaboración y proporciona etiquetas numeradas a las industrias envasadoras, una vez calificados los lotes amparados con la Denominación de Origen.
El Pimentón de la Vera, acreditado por su etiqueta numerada, se distingue además por sus características de aroma, sabor y estabilidad de color.
El aroma y sabor lo obtiene gracias al tradicional sistema de secado al humo. La estabilidad de color es consecuencia del alto grado de fijación de carotenos que se produce en el pimiento a lo largo de su cultivo en el microclima de La Vera y en el proceso de secado.

La Elaboración

Los pimientos, cuidadosamente seleccionados, se someten al proceso de secado tradicional de la Vera, diferente a los utilizados en el resto de las zonas productoras de pimentón.
Un hogar de leña de roble o encina, aporta el calor necesario para la perfecta deshidratación de los frutos.
Es un proceso lento, de diez a quince días, durante el cual manos expertas voltean con sabiduría los pimientos hasta conseguir el grado idóneo de secado.

Aún no hay comentarios para este producto.

Por favor, acceda a su cuenta para comentar. Identificarse